CONTROL DE CONVENCIONALIDAD (en pocas palabras).